La intolerancia a la lactosa

Vaso de lecheY tú, ¿perteneces a ese 35% de gente que toma leche cada mañana?

Suena el despertador. Bajas a la cocina cada mañana, y el verter un poco de leche en tu taza para el desayuno es algo rutinario en el que no te paras a pensar. ¿Pero sabías que unos 4000 millones de personas en el mundo no pueden digerir bien la lactosa, el principal azúcar presente en la leche? De hecho, tras dejar de alimentarse a base de leche casi todos los mamíferos pierden la mayor parte de la actividad lactasa en sus tractos digestivos, una enzima que hidroliza la lactosa en galactosa y glucosa para permitir su adecuada absorción. Sin esta enzima, el procesamiento bacteriano de la lactosa no digerida en el intestino causa trastornos digestivos propios de la denominada intolerancia a la lactosa, incluyendo desde vómitos y dolor abdominal hasta diarrea o hinchazón tras el consumo de productos lácteos.

Lactosa

Reacción química catalizada por la lactasa: hidrólisis de la lactosa en galactosa y glucosa. Fuente: Wikimedia Commons

Todos los niños producen lactasa en sus primeros meses de vida y digieren correctamente la lactosa presente en la leche materna o en fórmulas infantiles. Sin embargo, poco tiempo después del destete tiene lugar una disminución genéticamente programada de la lactasa en la mayor parte de los niños a nivel mundial. La excepción la componen los europeos, norteamericanos y algunas tribus de África y Asia principalmente, en los cuales la actividad lactasa persiste en el adulto en la mayoría de los casos. En nuestro entorno podríamos pensar que la intolerancia a la lactosa es algo excepcional, pero el hecho es más bien al contrario: en torno al 65% de la población mundial no es capaz de digerir la lactosa, encontrando variaciones geográficas notables. De hecho, la intolerancia a la lactosa es bastante alta en Sudamérica, África y Asia, donde algunos países llegan a tener tasas de prevalencia cercanas al 100%, tal y como podemos ver en la imagen que acompaña este texto. En cambio, la prevalencia de la intolerancia a la lactosa entre los caucásicos se encuentra alrededor del 15%.

Mapa intolerancia a la lactosa

Distribución de la intolerancia a la lactosa en el mundo. Fuente: Wikimedia Commons

A principios de los años 70 un estudio demostró que la herencia relacionada con la persistencia de actividad lactasa era de tipo autosómica dominante, y estudios genéticos recientes han demostrado que está fuertemente asociada con algunas variaciones localizadas en la región de nuestro ADN donde se codifica la enzima lactasa. En otras palabras, las personas capaces de digerir la lactosa en su etapa adulta presentan una mutación que les hace mantener la actividad de la enzima que la digiere y, por lo tanto, permitiendo la ingesta de productos lácteos en edades avanzadas. Así, si te encuentras entre ese 35% de la población mundial que persiste con su actividad lactasa en el adulto, la próxima vez que cojas del frigorífico un cartón de leche o un producto lácteo, piensa en la mutación de tu ADN que hace posible que para ti este gesto forme parte de tu día a día y puedas, en efecto, verter un poco de leche en tu taza cada mañana al despertar.

MªCarmen Ortuño Costela

 

M. Carmen Ortuño, bioquímica, apasionada de la bata de laboratorio y colaboradora de WhatIf

 

Referencias:

  1. Brüssow, H. Nutrition, population growth and disease: a short history of lactose. Environ. Microbiol. 15, 2154–61 (2013).
  2. Campbell, A. K., Waud, J. P. & Matthews, S. B. The molecular basis of lactose intolerance. Sci. Prog. 92, 241–287 (2009).
  3. Law, D., Conklin, J. & Pimentel, M. Lactose intolerance and the role of the lactose breath test. Am. J. Gastroenterol. 105, 1726–8 (2010).
  4. Suchy, F. J. et al. National Institutes of Health Consensus Development Conference: lactose intolerance and health. Ann. Intern. Med. 152, 792–6 (2010).
  5. Vuorisalo, T. et al. High lactose tolerance in North Europeans: a result of migration, not in situ milk consumption. Perspect. Biol. Med. 55, 163–74 (2012).
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s